Día 17: ¿Cuándo volveremos a abrazarnos?

5 Apr

abrazo_pixnio

 

Salí a dar una vuelta en bicicleta, sin permiso, no me alejé más de ocho cuadras de casa y cuidé no traspasar el límite comunal. Como la web de los pacos no funcionaba, tuve que salir sin permiso, sudando frío cada vez que veía una camioneta municipal. No quería ser fiscalizada y terminar pagando un parte millonario por tratar de mantener la cordura.

 

Así es la cuarentena total, necesitamos un permiso para ir a comprar en un lugar específico, hacer fila, y luego pasearse por pasillos en que pocos respetan la distancia, para regresar al encierro con un pack de cervezas, café, comida para dos semanas que probablemente me coma en una. Estamos todos tratando de nadar a mar abierto en una tormenta. Algunos pretenden que no pasa nada, otros leen teorías conspirativas y artículos, otros hacen carretes por Zoom, que oops tienen un problema de seguridad en Windows (¿Bill gates sabía?). Los más atinados meditan, aunque también para esto se necesita abstraerse de la locura del encarcelamiento global y el avance del virus. 

 

Escuché a los vecinos pelear, pero esta vez era distinto. Él le decía a la esposa “¡y te vas!, ¡y te vas!, ¡y te vas!”, una reiteración al borde de lo ridículo. No supe si empezar a cantar la de Américo o gritarle ¡y a dónde querís que vaya, pasivo agresivo qliao! (jajaja citando a la señorita Rosa Espinoza), ¡si estamos en cuarentena! 

 

Juro que a estas alturas me da envidia ver como se abrazan en las películas. “Nos volveremos a abrazar”, dicen todos. ¿Podemos estar seguros de eso? ¿Cuándo será? ¿Cuánto tiempo tendrá que pasar para que volvamos a escuchar una tos en el metro sin saltar de nuestros asientos? ¿Cuánto demora un humano atacado por un enemigo invisible en volver a confiar? Solo nos queda esperar y recordar que “esto también pasará”. 

No comments yet

Leave a Reply

%d bloggers like this: