Smartphone vs dumb-ass

26 Sep

Se me cayó el Smartphone dentro del té. No lo derramé sobre el teléfono, si no que literalmente el Galaxy cayó dentro de la taza, que era lo suficientemente ancha para recibirlo. Por ahí Jack me decía que a algunas personas les gusta tomar tecito con galletas, a mi me acomodan los móviles con sistema operativo Android.

Como el teléfono sobrevivió, aunque me hizo pasar susto con algunos guiños extraños y desaparición de mi juego favorito (foursquare), llegué a la importante conclusión de que tal vez sea más inteligente que yo. No olvida ninguna cita, me despierta todos los días a la hora, salvo cuando se te olvida que ya adelantaron otra vez el horario de verano, te pasas de largo una hora y llegas pidiendo disculpas al trabajo.

Si le sucede algo similar: por nada del mundo intente prenderlo en seguida, ni trate de llamar a su pareja para probar que todavía funciona el aparato; desármelo, saque la batería, intente ponerlo al sol, séquelo con un secador; evite llevarlo al servicio técnico a menos que la máquina valga más de lo que cobra; mantenga la calma; no se desespere por todos los puntos que está perdiendo en Foursquare; y finalmente respire y tome conciencia de los nuevos accidentes diarios y lo divertidos que son…

Aplastarle la pantalla al Iphone o sumergirlo en el café o echarle mermelada es el nuevo drama hipster. Bueno, no soy hipster porque no tengo un Iphone pero si soy snob y ni siquiera cuando estuve viviendo en Torres del Paine me despegué de internet. Como si hubiera nacido con él, me siento cómoda en su medio, no soy geek ni experta, pero me sale natural usarlo todo el día como escape, para refrescar la mente y los sabores. Estás en un día de oficina y cada visita al Clinic, twitter o tu gmail es un breve momento para limpiar la mente, antes de volver a concentrarse o cambiar de tema. ay dioshhh qué sería de mi sin internec (sic). Realmente amo que la ciencia ficción haya sido una premonición casi exacta de la realidad y que todo el mundo sea parte de una misma red que es reflejo de otra red, menos aparente, de energías y equilibrios entrelazados.

PD: Y volviendo a las preocupaciones del snob citadino, ¡ahora puede hacer su teléfono a prueba de agua!

No comments yet

Leave a Reply

%d bloggers like this: