Broken heart

13 Oct

bleedingheart

Bleeding heart o broken heart, la flor que me tomé a gotitas.

Llevo un par de semanas convertida en un moco. Bueno, algunos días he estado mejor. A los pocos días de la catástrofe ya había controlado las ganas impúdicas de llorar en público, pero se me ocurrió ir a mi médico sintergético de cabecera, quien me recetó unas flores de Bush con nombres como broken heart y ahora en vez de dormir me dan hipos de llanto.

Pienso que es triste no poder publicar esto porque sería sinónimo de cambiar el estado del Facebook, cosa que no he hecho, y dejar que todos pregunten qué pasó cuando no hay más explicación que ¡ME ROMPISTE EL CORAZÓN!

Durante el día trato de ser razonable y veo todo lo positivo de recuperar involuntariamente mi soltería, las cosas buenas que me dejó el amor, mi casa nueva y blá. Gatísimo en cambio hace lo que yo debería; anda por ahí quebrando platos y comiéndose mis postres.

Opté por volver 3 años atrás (Oh sí, soy mejor que Marty McFly), acepté la tentadora oferta de recuperar mi antiguo trabajo y volver a ser una vez más una esclava del sistema (como si alguna vez hubiera dejado de serlo). Una decisión que tomé consultando oráculos en un barco a la deriva. Si soy capaz de cumplir con mi palabra o termino sufriendo un colapso nervioso antes de un año, ya lo sabrán.

Hoy es el momento de “echarlo todo pa’fuera como la primavera”. Familia, amigos, no se alarmen, sólo estoy viviendo mi duelo.

No comments yet

Leave a Reply

%d bloggers like this: