Soñé el cielo amanecer como nunca lo había visto

1 Oct

Caminaba por una vereda como rumbo al trabajo y al levantar la vista vi el amanecer de un color azul indescriptible. Parecía que todavía tenía un tinte de noche y el color era tan vivo que todos a mi alrededor se quedaban mirando al cielo embobados. Me puse a correr de pura felicidad y hasta di una vuelta de carnero en el cemento, fijando la cabeza en el suelo para poder seguir viendo.

De pronto, todos vimos un objeto extraño acercarse levitando. Era una capacha de madera desvencijada, habitada por un hombre sumido en un  encantamiento generado por su hedonismo, reducido al platónico placer de este habitáculo del demonio que orbitaba la Tierra.

¿Cómo supe eso? Porque había inspirado una película, donde el encantado fue interpretado por Viggo Mortensen con un look muy similar al que tenía en “A History of Violence”, de Cronenberg.

Les pasa que esos sueños en los que White Stripe toca para tu cumpleaños o entrevistas a Sonic Youth después de un concierto en un pequeño restorán, con toda calma, a veces tienen elementos que te hacen notar que estás imaginando todo. En cambio, estos otros, los absolutamente irracionales y enrevesados son los que te atrapan más. El problema es que esa misma condición es la que los hace muy difíciles o casi imposibles de recordar. Si no me creen, vean el peliculón “Inception” y después hablamos.

No comments yet

Leave a Reply

%d bloggers like this: